Inicio » Noticias » OPINIÓN | «Reactivar desde las bases» por Roberta Valenca

OPINIÓN | «Reactivar desde las bases» por Roberta Valenca

Reactivar se define como la mayor actividad tras una situación de recesión. Una definición que, a pesar de lo general, se ajusta a las condiciones actuales. Aunque habría que agregar algo fundamental: esta reactivación debe darse en línea con los nuevos valores que estos tiempos nos han mostrado: colaboración, diversidad e inclusión. Tres factores claves para un crecimiento armonioso y que considere a todos los participantes de la cadena de valor.

Roberta Valenca

Gerente general de Coca Cola de Chile, Bolivia & Paraguay

Linkedin

Reactivarse se define como la mayor actividad tras una situación de recesión. Una definición que, a pesar de lo general, se ajusta a las condiciones actuales. Aunque habría que agregar algo fundamental: esta reactivación debe darse en línea con los nuevos valores que estos tiempos nos han mostrado: colaboración, diversidad e inclusión. Tres factores claves para un crecimiento armonioso y que considere a todos los participantes de la cadena de valor.

La actual crisis sanitaria, social y económica ha puesto al mundo empresarial en un escenario excepcional, que lo enfrenta a desafíos complejos. La incertidumbre y los abruptos e inevitables cambios de condiciones de mercado no sólo han puesto a prueba la capacidad de continuidad de ciertos negocios, sino que de toda la cadena de abastecimiento. 

Reactivar el trabajo colaborativo

Como consecuencia de esa reflexión, nos propusimos crecer en trabajo colaborativo. Para comenzar, nos enfocamos en nuestra propia cadena de valor; los eslabones que hacen posible el negocio, para continuar con todos los actores que están presentes en una comunidad: autoridades, organizaciones sociales y entidades diversas, tanto del mundo público como privado. 

Aprovechamos la experiencia ganada durante años de trabajo respecto del círculo virtuoso que se genera en las comunidades cuando se impulsa a los pequeños y medianos comercios. Y sobre la base de esa premisa, nos asociamos mucho más; incorporamos nuevos partners, empresas, fundaciones, organizaciones públicas y privadas, nos acercamos a quienes más conocen de cada una de las nuestras áreas de interés y trabajamos de la mano de expertos, de quienes además aprendimos en cada una de las iniciativas desarrolladas en conjunto. 

Lee también | En este mundo cada día más incierto, la importancia de la Diversidad e Inclusión está mostrando su verdadera dimensión» por Marcello Marchese

Reactivar para reinventarse

También debimos reinventarnos. Nos pusimos la meta de una transformación digital en la que ya estamos trabajando, nuevos modelos de circularidad, hicimos una desafiante y exitosa campaña de Fiestas Patrias, lanzamos promociones para entregar más productos a los chilenos e incorporamos nuevas líneas a nuestro portafolio. 

A pesar de las dificultades y los temores iniciales, el 2020 fue un buen año para nosotros. Crecimos de la mano de nuestro empaque retornable, fortalecimos el espíritu de nuestro equipo a pesar de las distancias y el trabajo remoto y trabajamos intensamente para hacer más fuertes los eslabones de nuestra cadena. En eso, nuestros 120 mil socios almaceneros a lo largo de Chile fueron fundamentales: ellos son nuestros socios día a día y fue por ellos que nos unimos a la Asociación de Emprendedores de Chile (ASECH) y a algunos municipios para entregar herramientas de protección, apoyos concretos e incluso “billeteras virtuales” que les permitieran sacar adelante sus negocios, potenciando las economías locales y la colaboración entre vecinos y almaceneros. Y en este punto, no puedo dejar de mencionar el enorme valor que entregan las mujeres en los espacios en los que participan. El 70% de los almaceneros de este país son mujeres y la gran mayoría de ellas, jefas de hogar. Y, como tales, son la prueba absoluta de que cuando una de ellas decide surgir, crece una familia y prospera una economía local. Ellas se están convirtiendo en los agentes de cambio que el planeta necesita para avanzar hacia una economía más inclusiva y una mejor sociedad. 

Sabemos que queda mucho por avanzar y aprende, y mucho para seguir reinventándonos. Por lo mismo, estamos avanzando en poner a prueba los aprendizajes que nos ha dejado hasta ahora esta pandemia. La respuesta, sin duda, está en cada uno de nosotros y en la forma en que logremos poner en común el aporte de todos: creatividad, flexibilidad, inclusión y colaboración serán las claves de ahora en adelante.