Inicio » Noticias » Estudio IdDC | Un 64% de los directores dice que no tiene la meta de aumentar la presencia de mujeres este año

Estudio IdDC | Un 64% de los directores dice que no tiene la meta de aumentar la presencia de mujeres este año

El 70% de los encuestados por el Instituto de Directores de Chile reveló que el proyecto de Más mujeres en los directorios no es tema clave al interior de su empresa.

Equidad de género Estudio Gobierno corporativo

Que cada vez más mujeres participen de espacios de toma de decisiones parece ser, a estas alturas, un consenso en el debate público nacional. Pero a solo semanas del inicio de las juntas de accionistas de este año el tema no logra instalarse como prioridad: el 64% de los directores y presidentes de directorios de empresas abiertas a bolsa y de firmas cerradas de gran tamaño afirma que su mesa directiva no tiene la meta explícita de aumentar la presencia de mujeres este año, y casi un 20% no sabe si esto es parte de los objetivos para 2023 en su directorio.

Esta alerta levanta una encuesta que aplicó el Instituto de Directores de Chile (IdDC) a 232 directores de empresas y presidentes de directorios, cuando el Gobierno busca aumentar la participación femenina en directorios de sociedades abiertas y especiales a un 40% en seis años, con una meta intermedia de un 20% -combinando cuotas sugeridas y requeridas- con su proyecto ‘Más mujeres en directorios’, en primer trámite legislativo en la comisión de Mujeres de la Cámara de Diputados.

La directora ejecutiva del IdDC, Fadua Gajardo, lamenta que los resultados del sondeo ‘dan cuenta de una situación que no solo es preocupante, sino que bochornosa: hay una falta general de voluntades en la tarea de hacer de las mesas directivas en Chile, un escenario más equitativo’.

De cara a las juntas de este año, el 70% respondió que la ley no es un tema clave en su organización.

Y, la mitad declaró que el proyecto del Gobierno no es un tema en la agenda del directorio que integra, mientras que un 34% dice que sí es materia de agenda, pero que no se aborda.

A esto se suma que cinco de cada diez directores cree que su empresa no ha implementado en los últimos dos años políticas para incrementar el número de mujeres en la mesa que integra.

Además, conforme a la medición, solo la mitad de la muestra cree que su directorio logrará las metas del proyecto que impulsa el Ministerio de Economía. ‘Puede ser desconocimiento, pues de ser implementada la ley, no habrá espacios para normas aplicadas a medias’, recalca Gajardo, y recuerda que la Comisión para el Mercado Financiero fiscalizará el cumplimiento.

‘Por mucho que se hable el tema de la equidad de género en directorios, hay quienes aún no lo conciben como una realidad que debe ser, y será en un futuro no muy lejano’.

El único camino

La directora ejecutiva del IdDC considera que la ley Más mujeres en directorios ‘toma más importancia que nunca, pues estamos demostrando que, aparentemente, será la única forma de avanzar hacia la equidad de género en altos cargos, y puntualmente en directorios’.

Gajardo cree que sí habrá empresas que harán cambios para incorporar a más mujeres en sus directorios este año, ‘con miras no solo a la implementación de la norma, sino que también a la tendencia mundial de la equidad de género en directorios’. De hecho, destaca los casos de CAP y SMU, que ya están avanzando en esta línea.

Reitera que los resultados de la encuesta ‘nos dejan con un sabor amargo, pues revelan que las voluntades no están alineadas con la dirección que sabemos, deben tomar las mesas directivas’. Entre los beneficios que trae la presencia de mujeres en dichos espacios, menciona un rendimiento de capital más alto y mayor rentabilidad, citando a McKinsey y al Harvard Business Review. Pero también destaca que la diversidad de género facilita la toma de decisiones, da más independencia, mayor adhesión al gobierno corporativo, más innovación, entre otros aspectos positivos.

A su juicio, la propuesta del Gobierno es ‘la única forma de avanzar en equidad de género al interior de los directorios’. Y agrega que ‘da la sensación de que las empresas están esperando a que la norma sea ley para que realmente haya cambios. Lamentablemente, vemos que no hay una disposición proactiva frente al tema’.