Inicio » Noticias » Participación de afiliados de AFP en selección de directores no sería posible para este período

Participación de afiliados de AFP en selección de directores no sería posible para este período

Entrevista en Diario Financiero Desde la entidad aseguran que ‘hoy el modelo no está maduro para tomar una decisión de esa índole’. La directora ejecutiva del Instituto de Directores de Chile (IDDC), Fadua Gajardo cree que la iniciativa de que los afiliados puedan votar por los directores de las empresas en que las AFP invierten, […]

Entrevista en Diario Financiero

Desde la entidad aseguran que ‘hoy el modelo no está maduro para tomar una decisión de esa índole’.

La directora ejecutiva del Instituto de Directores de Chile (IDDC), Fadua Gajardo cree que la iniciativa de que los afiliados puedan votar por los directores de las empresas en que las AFP invierten, es válida, sin embargo, señala que no es algo tan simple de implementar.

Por otra parte, IDDC lleva dos años trabajando en un estudio que busca aumentar y seguir desarrollando competencia en los gobiernos corporativos ‘porque en Chile no hay mucha’, asegura Gajardo. ‘Una de las cosas que hemos hecho es poder traer las tendencias de cara a la formación del gobierno corporativo para poder desarrollar las mejores prácticas a nivel país’, explica.

-¿Cómo ve que los afiliados puedan elegir directorios de las empresas en que las AFP invierten?

-En términos generales, puedo decir que la misión que tienen los directores independientes es velar por el beneficio de todos los accionistas, cumpliendo con el deber de cuidado, lealtad, información, reserva y representación. El tema específico de que los afiliados puedan tener un proceso de incorporación, creo que para este período, no es posible.

-¿Por qué no lo ve viable?

-Primero, más allá de que sea algo malo o bueno, que me parece que podría ser una súper buena iniciativa en el tema de fomentar la participación de los afiliados y de la countability entre las AFP, el director y el ahorrante, hay un montón de desafíos en lograr un proceso de elección que sea transparente, donde se eviten errores. También hay que evitar que se genere una resistencia. Hoy el modelo no está maduro para tomar una decisión de esa índole.

-¿Qué otras cosas deberían tomarse en cuenta antes de esto?

-Hay otros elementos clave antes, elementos más transversales o más transitorios a un modelo que busque que los electos como directores independientes, sean gestores y críticos para todos los afiliados con idoneidad para el cargo. El tema de raíz de que se quiera que los afiliados puedan votar por quienes lo representan, tiene que ver con la búsqueda de transparencia. Sería interesante un modelo que sea cada vez más transparente, que permita cada vez divulgar mejor la información.

También que de alguna forma permita tener mayores requisitos para incrementar los requerimientos para un director independiente y que ese director independiente pueda ‘rendir cuentas’ por lo que hace o no en términos de idoneidad. Es decir, ¿cómo estás seguro que ese director independiente, tiene una formación o tiene claridad respecto a interferir en fondos de pensiones? Este tipo de cosas son las que tenemos que resguardar. Cuando tenemos un modelo en donde tienes distintos fondos de pensiones y el afiliado decide tener un riesgo más alto o menos alto, finalmente lo que hay que preguntarse es a qué tipo de modelo vamos.

-¿Hacia esto se debería apuntar?

-No necesariamente. No conozco otro país que tenga un tema así. Creo que la transparencia no va solamente por tener sólo un proceso de votación en donde los afiliados elijan a sus directores. El proceso de transparencia va por que los directores tengan mejores competencias y profesionalismo para tomar sus decisiones. No sé si el sistema de votación va a arreglar lo que se pretende arreglar.

-¿Cree que este año se podría implementar?

-No lo sé pero un modelo de ese tipo, en donde los afiliados sean quienes deciden me parece que no es viable de hacer de un minuto para otro. Es algo que implica un trabajo. Es como un proceso electoral, que implica un montón de cosas como resistir la cantidad de datos que recibiría y que no pueda ser vulnerado en temas de ciberseguridad.

 

Pie de página

POR CONSTANZA RAMOS TAKY.-

Fuente: Diario Financiero