Inicio » Noticias » Estudio | Tendencias en Directorios 2024

Estudio | Tendencias en Directorios 2024

Ciberseguridad, innovación y regulación de la inteligencia artificial marcarán la agenda de los directorios este año.

Estudio Gobernanza

Por tercer año consecutivo, el Instituto de Directores de Chile realizó una encuesta a 240 directores de empresa de diversos sectores, para comprender las tendencias actuales y los desafíos de gobierno corporativo para el año 2024. El análisis incluye factores demográficos que inciden en la configuración de los directorios. Además, aborda los nuevos roles, riesgos, oportunidades, prioridades y preocupaciones de los directores.

Descarga el estudio completo aquí

Entre los principales resultados, el estudio demuestra que la ciberseguridad, la innovación y regulación de la inteligencia artificial son los temas que impactarán la agenda de los directorios este 2024. Asimismo, se evidencia un notorio avance de la inteligencia artificial generativa, y la relevancia de la política nacional como puntos clave que captarán la atención de los directores.  

“La ciberseguridad se erige como una prioridad indiscutible, evidenciando la creciente preocupación por salvaguardar la integridad de los sistemas empresariales en un entorno digital en constante cambio. La necesidad de establecer políticas y prácticas que garanticen la protección de datos y activos se posiciona como una imperante responsabilidad para los directorios”, explica Fadua Gajardo, directora ejecutiva del Instituto de Directores de Chile. 

En paralelo, la innovación y la regulación de la inteligencia artificial emergen como factores ineludibles en el panorama estratégico de los directorios. La rápida evolución tecnológica y las implicaciones éticas asociadas con la inteligencia artificial demandan una atención constante y la formulación de enfoques reglamentarios que guíen su implementación de manera ética y efectiva. 

Curiosamente, la sostenibilidad emerge como el tema menos mencionado por los directores, representando solo el 0,4% de las opiniones. “Este fenómeno podría atribuirse a una posible limitación de perspectiva a corto plazo en los directorios, donde las urgencias inmediatas eclipsan las consideraciones a largo plazo. Sin embargo, es esencial recalcar la importancia de la sostenibilidad en la agenda empresarial, ya que las cuestiones ambientales y sociales son intrínsecas al éxito a largo plazo de cualquier organización”, advierte Fadua.  

Autoevaluación del directorio: hombres se evalúan mejor que las mujeres 

Por otro lado, el estudio aborda preguntas de autoevaluación que permiten a los directores analizar su propio desempeño en sus roles empresariales. De acuerdo con los resultados, se evidencia que la mediana de las calificaciones otorgadas por los directores en su autoevaluación es de 6, con una media de 5,69. Es relevante destacar que los directores de 46 años en adelante exhiben una percepción más positiva de su desempeño en el directorio. De hecho, se observa que más del 70% de este grupo se autoevalúa con una calificación superior a 6. 

Sobre esto, Fadua comenta que “dentro de la autoevaluación de desempeño, los hombres se autoevalúan mejor que las mujeres. Esto nos permite dar cuenta que las mujeres son más críticas y tienen una autopercepción más deficiente respecto del aporte que realizan en las compañías en las cuales se desempeñan”. 

Riesgos para los directorios: polarización política, actividades ilícitas y ciberataques 

Los directores participantes en el estudio han evaluado detenidamente los riesgos que podrían incidir en el desempeño empresarial, identificando diversas áreas de preocupación. En primer lugar, la falta de cohesión y la polarización política han surgido como factores preeminentes, acaparando la atención con un 22,47%. “Este hallazgo refleja la creciente conciencia de la influencia que los entornos políticos fracturados pueden ejercer sobre la estabilidad y eficiencia operativa de las empresas”, explica Fadua.  

 En segundo lugar, destaca la inquietante presencia de economías criminales o actividades ilícitas, que el 11,01% de los directores ha señalado como un riesgo de gran relevancia. Sobre esto, la directora ejecutiva del IdDC, comenta que “este fenómeno subraya la importancia de la integridad y la ética en el entorno empresarial, así como la necesidad de medidas preventivas para salvaguardar la integridad del tejido empresarial”. 

Los ciberataques y la ciberseguridad ocupan el tercer puesto en las preocupaciones, con un 9,97%. “Este resultado resalta la creciente amenaza que representa la ciberdelincuencia y la importancia de implementar estrategias robustas de seguridad digital para proteger los activos y la información sensible de las empresas”, asegura Fadua.  

 Nuevo rol y responsabilidades de los directorios 

El 95% de los participantes concuerda en que el rol y las responsabilidades de los directores han experimentado cambios significativos en los últimos cinco años. Las nuevas sanciones penales aparecen como el principal factor que ha impulsado estos cambios (con el 54,2% de las menciones) seguido por la transformación digital (41,7%) y las exigencias de las nuevas generaciones (30,8%).  

Entre los cambios más significativos en el papel y responsabilidades de los directores, el 29% asegura que tiene que ver con la transparencia con que deben ejercer su labor, seguido por las competencias que deben tener (26,25%) y la adaptación a crisis y resiliencia (12,50%).  

El 64,17% asegura haber asumido el nuevo rol. “La percepción generalizada de que los directores han integrado con éxito sus nuevos roles y responsabilidades refleja una evaluación positiva por parte de los participantes. Esta adaptabilidad y respuesta proactiva a los desafíos emergentes indican un enfoque comprometido hacia el liderazgo efectivo, subrayando la importancia de la evolución continua en el ámbito directivo para afrontar los cambios y dinámicas del entorno empresarial moderno”, explica Fadua Gajardo.