Inicio » Noticias » ¿Es la empresa familiar más innovadora?

¿Es la empresa familiar más innovadora?

Según el informe “Las empresas familiares ante el reto de la innovación”, elaborado por EY y IE Centre for Families in Business, las compañías con más historia y tradición, más capacidad para conservar su legado y más resiliencia son, al mismo tiempo, las que más y mejor impulsan la innovación.

Empresas familiares

A pesar de lo que se pudiera pensar, se puede afirmar que la empresa familiar es mucho más innovadora y mejor que las empresas tradicionales. En igualdad de condiciones, las organizaciones a manos de familias empresarias cuentan con una visión a largo plazo, lo que ha ido impulsando la innovación y fomento de un ecosistema favorable a la experimentación y creación de valor a largo plazo. Puede parecer llamativo o incluso sonar distinto a lo que se piensa hasta ahora, pero los datos y la realidad demuestran que el carácter innovador de las empresas familiares y de las familias empresarias es un hecho.

Desde EY, se ha puesto en marcha una investigación junto a IE Centre for Families in Business con el fin de reflexionar sobre esto, además de obtener datos que ayuden a entender cómo y por qué las empresas familiares son más innovadoras. El resultado extraído del estudio fue que las empresas familiares cuentan con más historia y tradición, junto a la capacidad para conservar su legado, por lo que ante el reto de innovación demuestran que son las que más y mejor impulsan la innovación.

El informe da de manifiesto que, a igualdad de condiciones, tamaño y estímulos, la empresa familiar es capaz de innovar en mayor medida que las empresas tradicionales, y, además, sabe capitalizar mejor los resultados de las inversiones en este tipo de proyectos. Para la elaboración del trabajo, se analizó una muestra de más de 2.000 compañías, a su vez, se habló con 16 directivos de empresas familiares de primera línea, lo que permitió analizar directamente datos tangibles, pero también el conocer de primera mano las motivaciones junto a los enfoques de empresarios y gestores de primer nivel.

A partir de la muestra, en la investigación se señala el menor tamaño generalizado de las empresas familiares en relación con no familiares, ya que casi la mitad de las familiares cuentan con 10 y 49 empleados, mientras que solo el 23% de las no familiares pertenecen a este grupo. Si se toma en cuenta el tamaño y sector en el que operan estas organizaciones, los datos dan a conocer que las empresas familiares dedican un 66% más de sus recursos a la innvación que las no familiares, lo que a lo largo del tiempo se va traduciendo en una reserva de innovación y desarrollo acumulado superior en un 56%, algo que se va transformando en una tasa de retorno de un 38% superior a las empresas no familiares. Además, y por la manera de entender la innovación, las empresas familiares obtienen hasta un 23% más de patentes y un 16% más de innovaciones de producto que empresas similares, pero no familiares.

Se torna difícil lograr identificar las razones del por qué esta mayor propensión a la innovación, pero tanto los datos estudiados junto a los testimonios de los empresarios o directivos que fueron entrevistados, indican que la empresa familiar cuenta con objetivos y valores que van más allá de lo financiero. La visión a largo plazo junto a la preservación del legado familiar o el mantenimiento de estrategias coherentes y sostenibles aportan los elementos necesarios para impulsar la innovación. Esta capacidad para gestionar el futuro a partir de un pasado sólido es lo que permite dedicar recursos a procesos cuyo resultado se desconoce, pero que cuando son abordados de manera controlada, sirven para consolidar los pilares de la organización.

En ese contexto, el informe también aporto alguna de las mejores prácticas para fomentar la innovación en la empresa familiar, un grupo de empresas importante en el tejido productivo cuya capacidad para innovar está ejerciendo un gran efecto tractor. El enfoque pretende contribuir y fomentar las iniciativas novedosas en compañías lideradas por las familias a través de estrategias como el ser agentes activos de cambio, diseñando estrategias de innovación con enfoque transversal, aprender a delegar la ejecución de los resultados, apostar por la innovación colaborativa o promover el intraemprendimiento, entre otras.

El informe muestra una realidad que no es evidente, analiza las causas de la brecha innovadora que existe entre las empresas familiares y las no familiares, sobre todo, entrega aportes claves para que las organizaciones lideradas por familias empresarias refuercen su apuesta por la innovación, por la creación de valor a largo plazo, por la sostenibilidad a todos los niveles y por la construcción de un mundo mejor.

Sigue al Instituto de Directores de Chile en Linkedin.