Inicio » Noticias » Cómo el networking puede transformar el futuro profesional

Cómo el networking puede transformar el futuro profesional

Ser parte de una red de alumnos de confianza puede lograr mantenerlo a la vanguardia de las variadas presiones de talento en el reclutamiento y apoyo profesional

Actualidad

Al estar en un entorno cambiante, las organizaciones junto a los trabajadores tienen la posibilidad de aprovechar las redes de confianza o networking, como una red de alumni, que los ayudaría a mantenerse al tanto del mercado laboral y fomentar el desarrollo profesional.

La gran dimisión, fenómeno en donde los trabajadores deciden dejar sus empleos por no sentirse satisfechos con sus puestos de trabajo, no ha mostrado signos en su desaceleración. Más del 43% de la fuerza laboral global da a conocer que es probable que renuncien a sus trabajos en los próximos 12 meses, y tres de cada cuatro empleados de tiempo completo en los Estados unidos planean renunciar este año.

Con esta situación, no sorprende que sea prioridad encontrar y retener el talento. Un estudio de Directores ejecutivos de EY, demostró que el 68% identifica los problemas que tienen los trabajadores, entre ellos las necesidades de talento, el cambio organizacional y la cultura, como el principal impulsor de la transformación de la empresa.

A su vez, los trabajadores cada vez están más empoderados en construir una carrera que funcione para ellos, priorizando la flexibilidad y un sentido de propósito. En lugar de buscar un trabajo para toda la vida, buscan un aprendizaje permanente, estando dispuestos a cambiar de trabajo para encontrar el adecuado.

Según la encuesta Work Reimagined Survey de EY realizada el año 2022, el 82% de los trabajadores quiere trabajar más de dos días a la semana de forma remota y buscará oportunidades para encontrar esa flexibilidad.

Una reserva de talento sin explotar

Una red de Alumni puede ser una mina de oro de talento y un punto de partida muy útil para considerar nuevas contrataciones o un cambio en la carrera. El acercarse a alguien con quién ya ha estudiado, trabajado anteriormente o con quien viene recomendado, puede proporcionar la confianza y comprensión que son cruciales para tomar las decisiones correctas para una contratación.

El ser parte de un grupo de Alumni respetado también puede ser considerado como un sello de aprobación. Un ex alumno de EY, Martín Vergara, dejó la empresa hace 15 años, pero sigue conectado con los alumni por medio de redes de networking. “Me resulta muy útil tener un punto de referencia con personas que tengan ideas afines. Se que las personas de EY son fuertes, capaces e inteligentes, ya que siempre están aprendiendo y entienden el pensamiento crítico”. Como muchos, Martín está inclinado en querer trabajar junto a personas con las que sabe que han recibido el tipo de capacitación y experiencia que los convertiría en buenos colegas.

El Alumni también puede actuar como embajador de marca en las empresas que trabajaron, proporcionando una gran cantidad de referencias. La encuesta global de antiguos alumnos de EY realizada el 2021, reveló que el 84% lo recomendaría a un colega, el 70% recomendaría a EY como un lugar para trabajar y el 31% consideraría regresar.

Beneficios de la recontratación

También existe una gran ventaja en dar la bienvenida al talento que ha dejado la empresa, pero se ha mantenido en contacto a través de un programa de alumnos o por networking.

Trent Henry, Vicepresidente Global de Talento en EY, comentó “Nuestros ex alumnos entienden nuestro negocio, nuestros clientes y los valores de la empresa. Cada año, alrededor del 15% de nuestras contrataciones externas provienen de nuestra comunidad de alumni”. Habiendo sido evaluados, aportarán no solo con su experiencia, sino que también con nuevas habilidades y perspectivas.

También existe una gran eficiencia en los costos que se deben considerar cuando se contrata a un alumni, entre ellos un proceso de contratación acelerado, el ahorro en el tiempo de la incorporación y capacitación, además de un mayor potencial para que el trabajador se ponga al día rápidamente y sea efectivo en el cargo.

Los beneficios van en ambos sentidos. Tom Lardner, alumni de EY New York, dejó la empresa en 1997 y aunque cambió su enfoque, sus vínculos con la organización permanecieron. “Fui a un evento de Alumni y uno de los asistentes de EY fue un mentor personal, esa reconexión llevo a tener conversaciones de seguimiento sobre mi carrera actual, ambiciones futuras y también posibles oportunidades, donde finalmente culminó con mi regreso a EY.” El caso de Tom demuestra que a pesar de cambiar su carrera en el tiempo que estuvo fuera de EY, tuvo la oportunidad de regresar, integrándose a una nueva unidad de negocios y crecer junto con ella. Veintiún años después, Tom sigue adquiriendo nuevas experiencias “La oportunidad de desempeñar un papel para ayudar a impulsar el crecimiento empresarial en un entorno basado en la confianza ha sido un regalo, uno que es fundamental para mi carrera”

Crecimiento profesional

La pandemia provocó que las personas reevaluaran sus objetivos profesionales, como también el equilibro entre el trabajo y la vida. Una red de alumni proporciona una rica fuente de contactos, apoyo y tutoría, lo que puede ayudar a las personas a seguir avanzando en estos cambios. Existe más de un millón de exalumnos en la red de EY, muchos de los cuales dicen que están felices de que otros alumnis se comuniquen con ellos para recibir consejos, presentaciones y apoyos en sus carreras, generando redes de networking entre ellos.

El alumni Cameron Fleming, dejó EY para iniciar su propio negocio de suministros médicos. Comentó sobre cómo los socios lo animaron a dar el salto al espíritu empresarial y actualmente siguen asesorándolo: “Son un gran apoyo, hasta el día de hoy tratarán de presentarme con otras personas o me darán sus consejos”. La red también se convierte en un importante grupo de conocimientos, donde quienes los integran pueden intercambiar información y experiencias, manteniéndose al tanto de las diferentes tendencias en la industria y mejorar sus habilidades.

También está el caso de Debra von Stuch, quien, al retirarse después de 38 años en EY, este no fue el final del desarrollo de su carrera. Quería seguir usando sus habilidades y tener una “estimulación intelectual y participación de las personas”. Como resultado, Debra se unió a tres reuniones de networking y le encanta estar al tanto de lo que va sucediendo en la industria, además de saber a quién contactar si tiene alguna consulta. Recientemente asistió a una cena de socios alumni y comentó: “Fue un placer ver a otros socios jubilados e intercambiar ideas sobre lo que estábamos haciendo”. El asistir al Foro de crecimiento Estratégico de EY también le permitió “ver su antiguo ecosistema” y mantener vigentes esas relaciones.

La creación de networking se convierte en un componente vital del desarrollo profesional, como también en una fuente de apoyo para enfrentar los desafíos de la gran dimisión. Cualquiera que sea su desafío actual, ya sea buscar asesoría sobre una nueva oportunidad de trabajo, una presentación encontrar a la persona perfecta para un cargo o simplemente construir relaciones con personas que valora, el volver a conectarse con alguien de una red confiable podría llevarlo a un lugar especial.